Ordeñando en el monte de Entre Rios Conozca las novedades sobre diferentes temas aquí.

 

En el Norte de Entre Ríos, a 25 km. de la ciudad de Federal y en pleno monte espinoso, esta situada la “Aldea San Isidro”. Y en la aldea se encuentra la Escuela Agrotécnica “Divina Providencia”.

 

La escuela se destaca por la excelencia de la educación y la formación que brinda. Muchos profesionales han salido de ella.

 

Tanta fama tiene la escuela, que todos los días vienen más de 300 alumnos, entre Jardín de Infantes, Primaria y Secundaria. Incluso llegan tres colectivos diarios trayendo a alumnos desde Federal.

 

La Madre Superiora Hermana Verónica junto con las hermanas Adolfina de Paraguay y Gricelda de Misiones, son responsables de la dirección de la escuela, mientras los docentes son todos laicos.

 

En La Divina Providencia los alumnos reciben una formación muy completa con énfasis en la parte práctica del campo. En el tambo, todos los comederos de madera, la manga y muchas de las construcciones están hechos por los alumnos.

 

Muchos de los empleados son ex-alumnos de la escuela, lo cual asegura su nivel técnico y sus conocimientos de los métodos de trabajo empleados. Así estan los hermanos Lucas y Edgardo Iglesias ayudando en el tambo y con los trabajos de la hacienda y Alberto Bargas es responsable de la inseminación y es además instructor en reproducción.

 

En la Aldea hay un veterinario que es egresado de la Escuela y que hoy atiende y asesora en temas genéticos y veterinarios y además da clases en la escuela.

Todas las tareas del tambo y del campo estan supervisadas de cerca por la hermana Verónica, que tiene un profundo conocimiento de todo lo que tiene que ver con el campo y siempre esta abierta a aprender más.

 

En el tambo de la Escuela se ordeñan a tres razas : Pardo Suizo, Jersey y Sueca Roja. “No hacemos cruzamientos, sino que queremos que los alumnos puedan evaluar las virtudes y desventajas de cada raza”, dice la Hermana Verónica.

 

El terreno dedicado al tambo consta de 4 piquetes de 30 has c/u de campo natural, de los cuales 54 has han sido desmontados. En los piquetes de pasto natural, se dejan los arboles grandes para sombra y protección de los animales. Los calores en el verano superan muchos días los 40 grados C. También hay 8 has totalmente desmontadas, donde se han logrado excelentes pasturas de alfalfa para pastoreo, 10 has de pastura consociada, además de 10 has de ryegrass.

 

El costo del desmonte es el gran limitante, cuesta muy caro y una vez al año se debe volver a sacar los retoños, esto se hace a pala con personal contratado del pueblito cercano de “El Cimarrón”. “Es impresionante como mejora el suelo y el pasto con el desmonte y el pastoreo,” explica la Hermana Verónica. “Además fertilizamos la tierra donde se puede, desparramando una vez al año la cama de los galpones de los pollos.”

 

La Hermana Verónica es una apasionada del tambo. Raras veces falta en el momento del ordeñe. Tanto en el ordeñe temprano a la mañana como en el ordeñe de la tarde, la Hermana está siempre presente, supervisa y aconseja y ayuda activamente en la limpieza y en la administración de antibióticos o antiinflamatorios.

 

En la guachera las terneras toman leche o calostro recién ordeñada, mientras que las terneras más grandes en la recría toman el suero que queda después de la elaboración de los quesos. Ambas lotes de terneras toman de tambores con tetinas, fabricadas en la escuela.

 

Los terneros machos se castran y la Hermana los suele regalar a los empleados para que los puedan recriar y engordar en el terreno de la escuela. Así los alumnos también pueden comprobar los rasgos carniceros de cada raza. En el tambo hay alrededor de 30 vacas en ordeñe y con la leche obtenida se elaboran unos 60 quesos por día. La leche de las tres razas tiene excelentes rindes para quesos.

 

Sobre las tres razas, la Hermana Verónica confiesa que le gustan mucho las tres, cada una tiene sus virtudes. Las tres son rusticas, longevas y aguantan muy bien los calores extremas del verano entrerriano. Las Pardos Suizas son extremadamente mansas, y producen mucha leche de buena calidad.

 

En este momento hay muchas terneritas rojas en la guachera... " Es una raza muy fértil !” dice la Hermana Verónica y se ríe.

 

En verdad La Divina Providencia es una escuela fuera de lo común. Y la Hermana Verónica es también decididamente una Madre Superiora fuera de lo común.

 

Uno no puede menos que maravillarse ante el entusiasmo que se respira en La Divina Providencia y ante todos los logros, tanto en la esmerada formación de los chicos, como en la dedicación y la habilidad de la Hermana Verónica para manejar con tanto éxito un campo de esta zona marginal y lograr las producciones que estan logrando.

 

-Elisabeth Avendaño – julio 2014

 

ALGUNOS DATOS:

- Has de campo de monte : 120

- Mortandad de la guachera : 0

- Alimentación en el tambo :

- Una mezcla de fardos de alfalfa, maíz molido, expeler de soja, sorgo molido, 4 kg de alimento balanceado 16 %

- Producción diaria de quesos : 60 quesos de 1 kg

- Alimentación de terneras : leche recién ordeñada y balanceado en la guachera.

- Suero y pastoreo en la recría

- Además se produce miel de 60 colmenas y casi 200.000 pollos al año.

 

 

Escuela La Divina Providencia : instalaciones donde se ordeñan 30 vacas de 3 diferentes razas.

 

 

 

 

Vaquillona Pardo Suizo recien parida en el tambo.

 

 

Foto recortado : Hermana Gricelda en la guachera

 

 

Vaquillonas pre-servicio en potrero desmontado

 

 

Las terneras se crian sueltas en poteritos bien empastados y con buena sombra.

 

 

Una excelente vaca – la mas alta produccion diaria en el momento de mi visita – cruza con Sueca Roja x Jersey ( hija de Fjärdinge ) desafiaba el calor de 42 grados C, cuando todas las demas ya habian buscado la sombra.

 

 

La Hermana Veronica supervisa todo, aqui preparando un antiinflamatorio

COPYRIGHT ©2010 - Viking Genetics Argentina - Desarrollado por EnfokeDigital Diseño Web & Grafico